I NEED YOU, JOHN

Siempre he creído en el poder del teatro. Bueno, vale, la idea de considerar al teatro como elemento educador no es mía, ya viene de la antigua Grecia: de la Atenas democrática.
Hace días que le vengo dando vueltas a una idea, pero me hace falta un actor: ¿ os imagináis el juego escénico que da el discurso de Lisias? Es un monólogo de primera.

Por este motivo necesito un actor ( con cara de malo...así como Malkovich): alguien que sea capaz de convencer al público de que su actuación ha estado totalmente justificada ( ¿ acaso no era esa la misión de un buen logógrafo?)
Por ahora me conformaré con este actor virtual, aunque ...



Get a Voki now!

2 comentarios:

Ana dijo...

¿Cara de malo? Si parece de lo más pardillo ...

mertxu dijo...

no me ha salido bien , pero espera, espera...