MERECE LA PENA

Hoy se ha ido Eric. Es un chavalillo de 14 años físicos y de unos 3 años mentales que aterrizó un día por el mes de noviembre. Imaginaos mi situación -" yo me licencié en clásicas, a mi no me han enseñando a llevar a estos niños, si me hubieran gustado los niños hubiera estudiado magisterio."
Estos fueron mis comentarios durante aquellos primeros y tortuosos días -" y encima en esta clase, Zeus por qué me atormentas así ".
Pero con el tiempo la situación fue mejorando, sobretodo gracias a unos ángeles de la guarda metamorfoseados en PT's y en Compensatoria. Y con el tiempo, le he tomado aprecio, pobre, tan inocente, tan simple, tan pequeñin.
Hoy se ha ido a una escuela especial en donde podrá aprender cosas que le sirvan de más provecho que las que le puede enseñar esta simple y, en ocasiones, soberbia profesora
( ay, la de veces que ha copiado: los dioses celtas de Irlanda). Y antes de irse, me ha gritado:
-maestra, me voy, dame un beso.
Y se ha acercado a mi y me ha puesto la mejilla para que se la besase, y después , él me ha besado y me ha abrazado con la inocencia de los niños pequeños.
Por este motivo hoy estoy contenta.
Por este motivo grito a los vientos: MERECE LA PENA.

4 comentarios:

santi dijo...

Algú em va dir un dia que els bons professors ensenyen no tant el que saben, sinó el que són. Segur que Eric n'ha après molt de tu, com tu d'ell.

Evla dijo...

Qué historia tan bonita, me ha emocionado mucho. Yo he trabajado con alumnos sordos (soy intérprete de lengua de signos, además de profe de latín)y es muy duro, pero satisface muchísimo. Ellos nos dan más que nosotros a ellos. Y opino que es un buen ejercicio para la paciencia y el cariño.

Anónimo dijo...

todo eso son pallasadas de mal trabajadora pocaverguenza!!!!!!!!!!

Magister-Διδασκαλος dijo...

Mertxu,
voy un poco atrasado, y justo hoy acabo de leer este precioso texto sobre Eric. Te entiendo perfectamente. A otro nivel, estos días ando también un tanto 'tocado' por el caso que le afecta a un alumno mío de 2n de bachillerato. No he podido evitarlo, y he hecho una referencia en mi blog.
Te felicito porque sabes 'recoger' los problemas humanos que muchos considerarían que no son 'sus' problemas. ¡Adelante!
Un saludo muy cordial. Luis.